Las condiciones están dadas, aseguran

DF interesa a empresarios para obras

El Distrito Federal despierta el interés de empresarios para desarrollar obras que permitan mejorar la vialidad; hacer eficiente el transporte masivo de personas, y elevar el nivel de vida de la población, coincidieron participantes entrevistados durante el Foro Ciudad de México, Capital de la Inversión, organizado por El Economista.

Para lograrlo, el gobierno capitalino ha modificado el marco legal, con la finalidad de darle certidumbre a la inversión privada, explicó Mario Delgado, secretario de Finanzas del gobierno capitalino.

José Andrés de Oteyza, presidente del Grupo OHL en México, una de las empresas desarrolladoras de infraestructura más grandes a nivel mundial, resaltó: “Las condiciones están dadas para invertir en la ciudad, nos da certidumbre y vamos a desarrollar obras como el segundo piso del Periférico”.

Gabriel Ibarra, director de Desarrollo de Ingenieros Civiles Asociados (ICA), resaltó que si el gobierno capitalino no hubiera hecho las adecuaciones a su marco jurídico, hubiera sido difícil que participaran en el desarrollo de obras en la ciudad de México: “Ahorita estamos construyendo la obra de infraestructura más grande del Distrito Federal, la Línea 12 del Metro”.

Mientras que Antonio Gómez, director general de Carso Infraestructura y Construcción, destacó que ellos están interesados en la construcción de obras en la ciudad de México. “Hemos hecho el centro de transferencia intermodal de Ciudad Azteca y vamos por el de El Rosario, una obra valuada en casi 2,000 millones de pesos”, explicó.

Cambios en las finanzas

Mario Delgado comentó que el gobierno capitalino tuvo que implementar un programa de austeridad muy estricto y se hizo un refinanciamiento de la deuda que liberó 20,000 millones de pesos, los cuales se usaron para crear obras.

“El porcentaje del gasto público que destinamos a infraestructura es de 24%, en comparación con el 14% que dedica la Federación a este mismo rubro”, aseveró el funcionario local.

Sostuvo que entre las adecuaciones legales que tuvo que hacer el gobierno de la ciudad fueron: ampliar el plazo de las concesiones, crear presupuestos multianuales y dar garantías a los empresarios para despertar su interés.

“Todos estos esquemas permiten que no se cree deuda pública y las finanzas del gobierno se mantienen sanas”, dijo.

Algunos de los ejemplos que ha lanzado el gobierno capitalino son los Proyectos de Prestación de Servicios (PPS), como el Circuito Interior, los trenes de la Línea 12 del Metro; en el sistema de coinversión se ha lanzado el Cetram de El Rosario, el estacionamiento de la Plaza de la República, en los esquemas de concesión están los segundos pisos del Periférico.

Las cifras de las obras en el Distrito Federal

Las obras de infraestructura que ha emprendido el Gobierno del Distrito Federal en transporte, vialidades e hidráulicas, además de facilitar la vida de los capitalinos, han generado empleo.

$855 millones otorgó en subsidios el gobierno capitalino en el periodo 2007-2010, con lo que se apoyaron 43 proyectos y se generaron 144,000 empleos.

$45,000 millones fue la inversión total atraída por la ciudad de México.

$32,758 millones de inversión se generaron en el Corredor Reforma entre el 2007 y el 2010.

$69,680 millones se han generado a través de los nuevos esquemas de inversión.

$37,430 millones se obtuvieron a través de Proyectos de Prestación de Servicios (PPS).

$3,700 millones por coinversión.

$21,000 millones por concesiones.

$2,550 millones por arrendamiento a mediano y largo plazo.

$5,000 millones por acuerdos de transferencia tecnológica.

96.1% del presupuesto total de la ciudad del 2009.

$114, 680 millones es la inversión generada bajo los nuevos esquemas de inversión y la detonada por los subsidios.

$20,450 millones fueron liberados con el refinanciamiento de la deuda pública del DF, los cuales se destinarán para obra pública.

rmartinez@eleconomista.com.mx